Amsterdam

Navidad 2015

Ciudad de canales, puentes y bicicletas. Capital oficial de Los Países Bajos. Ciudad de libertad y tolerancia. Ciudad y escondite de Ana Frank. Epicentro de la obra de Van Gogh y Rembrandt. Fascinante y diferente.

Comenzamos viaje volando la tarde de Nochebuena con KLM hacia el Aeropuerto de Schiphol donde aterrizamos después de unas 2h:45m de vuelo. En la misma terminal puedes comprar los billetes del tren que te lleva hasta la ciudad por 4,10€ cada uno.

Nada más salir ya te llama la atención la inmensa y bonita estación, los primeros canales y la cantidad de tranvías que te llevan por toda la ciudad. 

Estación Central
Estación Central

Nos dirigimos al Hotel Luxer, recomendado por una amiga que se encuentra muy cercano a la estación. Sencillo, cómodo y sobre todo muy bien ubicado. (Lo único malo, que nos cobraban una burrada por guardarnos la maleta el último día, por lo que decidimos dejarlas en la consigna de la Estación, muy buena solución). El hotel está en la calle Warmoesstraat, 11, llena de tiendas, restaurantes, bares, pastelerías, en unos minutos andando desemboca directa en la Plaza Dam. 

Plaza Dam
Plaza Dam

Sigue sin gustarme la Navidad, pero cuando la pasas en otra ciudad parece que las luces, adornos y árboles se ven de otra manera y todo te parece más bonito.

Dejamos las maletas y a eso de las 10 salimos a cenar pensando que al ser Nochebuena no habría mucha gente por la calle y quizás habría muchos sitios cerrados. Nada más lejos de la realidad. El ambiente era increíble, todo abierto y lleno, y más adelante nos dimos cuenta que esto siempre es así. Optamos por un Restaurante Chino junto al Hotel, que resultó ser la mejor comida china que hasta ahora hemos probado. China Si Chuan Kitchen.

Al día siguiente comenzamos a recorrer la ciudad entre canales, casas flotantes y Coffe Shops.

- Plaza Dam, corazón de Ámsterdam y donde se encuentra el Monumento Nacional, El Palacio Real y La Iglesia Nieuwe Kerk.

- La Plaza Spui, sede de la juventud y del Movimiento 'Provo' en los años sesenta.

- El Barrio de Leidseplein con bares, restaurantes, teatros, artistas callejeros...

- El Famoso Barrio Rojo.

Otras dos iglesias principales son Oude Kerk, la más antigua de Ámsterdam y Westerkerk de 85 metros de altura.

No te puedes perder una visita al Mercado de las Flores y el bonito barrio que lo rodea. Una larga calle repleta de puestos con flores, plantas, recuerdos. Igualmente el Vondelpark, el parque más conocido de toda Holanda. 

En cuanto a Museos, tienes varios muy importantes. Nosotros dado el tiempo que teníamos decidimos entrar en el de Ana Frank y en el Van Gogh.

La experiencia en la Casa de Ana Frank he de decir que fue dura. En cuando entré se me hizo un nudo en la garganta y no pude contener las lágrimas. Me impresionó mucho...

"Espero poder confiártelo todo como aún no lo he podido hacer con nadie, y espero que seas para mí un gran apoyo." (El Diario de Ana Frank).

El Museo Van Gogh está algo más alejado, pero en tranvía llegas rápido y es una zona que no hay que perderse.

Nos encontramos mercadillos Navideños, una zona verde inmensa y el famoso letrero de I Amsterdam, eso si, plagado de gente. El Museo Van Gogh cuenta con más de 200 obras originales del pintor. En previsión de las largas colas, antes de salir del hotel compramos las entradas por internet y al llegar simplemente tuvimos que enseñar el código en el móvil y listo. Sin colas!

Allí también puedes ver el Rijksmuseum, que sólo por fuera ya vale la pena.

Además de lo principal, es una ciudad para recorrer ya que te irás encontrando con rincones y montones de cosas más para ver como la zona de Nieuw Mark, un barrio lleno de ambiente, terrazas y un precioso palacio. El Concert Gebouw al otro extremo de los museos y muchos más rincones. 

Información Práctica y Curiosidades


. El aeropuerto de Ámsterdam se llama Schiphol y es el más grande e importante de Holanda. Es un aeropuerto enorme, por lo que si vas a utilizar éste aeropuerto es importante llegar con dos o más horas de antelación.

Los vuelos provenientes de España llegan, normalmente en la Terminal 1 de Schiphol. El tren es la mejor opción para llegar a la Estación Central, la más rápida y sencilla. Los trenes tienen una frecuencia de 15 minutos.

. Sitios para comer, además del chino que mencioné antes, porque en este viaje comimos fenomenal: Frente al hotel el Het Karbeel donde comimos una Fondue estupenda. O el Wonder Bar, un Coffe Shop con unos bocatas de humus impresionantes. Y lo mejor de este sitio... con un gatete que en cuanto le dabas mimos se quedaba encima de mis piernas hecho una bolita calentita. La verdad que veías gatos en muchos locales.

Todo esto acompañado de pasteles tamaño extra gigante, tartas, Nutella por todas partes en botes de kilos, y toda clase de dulces que te puedas imaginar.

. Nuestro Hotel: Hotel Luxer (Warmoesstraat 11, 1012 HT).

. Las  fachadas inclinadas de los edificios y con ganchos en lo alto llaman la atención. Se dice que debido al alto precio del suelo tenían que construir las casas muy estrechas y alargadas con empinadas escaleras, lo que hacía imposible subir los muebles. Por eso usaban los ganchos colocados en la parte superior para subir los muebles por las fachadas que se fueron inclinando hacia delante dando la impresión de que van a derrumbarse. También se dice que es por el terreno.

Otra curiosidad, esta personal... en Ámsterdam decidimos casarnos, acontecimiento que ocurrió en Septiembre del año siguiente. ;-)