Canadá

Como decía en la Entrada de Nueva York Parte 2, nuestro viaje principal para el Verano de 2018 era la parte Este de Canadá. Empezando y terminando recorrido en Nueva York (por lo que aprovechamos para quedarnos también). Aunque en general preferimos ir por libre, optamos esta vez por hacer el viaje organizado y despreocuparnos de estar alquilando coche, buscando las rutas, etc y de esta manera tenerlo todo ya atado y sólo dedicarnos a sacar la cámara de fotos y disfrutar.

Todo el recorrido fue en bus, con nuestro simpático y paciente conductor Robin, siempre sonriente y lo más importante, muy buen conductor. Incluso llevaba una nevera con agua fría siempre llena que nos vendía por 1 dólar (en cualquier sitio es más cara). Nuestro guía Alexis, todo un gran organizador. No es fácil manejar a un grupo de gente cuando paras en muchos sitios, algunas partes son guiadas desde el bus, otras son guiadas a pié y otras son de tiempo libre. Hay que cumplir con ciertos horarios para que todo salga bien y él supo controlarlo todo y además tenernos a todos entretenidos y bien informados. De esta manera, vas viendo por el camino muchos sitios, paisajes y pueblos por los que vas pasando y parando entre los destinos principales y para mí, algo importante es conocer la historia de cada ciudad y de cada sitio que visitamos, ilustrados por los sabios conocimientos del guía. Es cierto, que fuimos un grupo muy bueno y nadie llegaba tarde ni molestaba en exceso, cosa también muy importante.

Los hoteles eran todos del mismo estilo, habitaciones bastante grandes, muchas con nevera, microondas, además del desayuno incluido y Servicio de Maletas. Es decir sólo teníamos que ocuparnos de dejarla en la puerta al bajar a desayunar y el hotel se encargaba de bajarlas al bus. Lo mismo a la llegada, te la subían a la habitación, lo cual estaba muy bien ya que cambiamos 4 veces de hotel.

Una vez todo preparado, comenzamos viaje por Canadá!


05/08/2018 Domingo

Después de salir de Nueva York el sábado y hacer la primera visita y noche en la ciudad de Boston, partimos rumbo a Québec, territorio ya Canadiense. Una vez abandonamos el Estado de Massachussetts entramos en el Estado de New Hampshire y hacemos una parada en el pueblo de Lincoln, ubicado en el Condado de Grafton. Es una parada técnica en un lugar curioso, con típicas casas de madera, tiendas, un lugar con actividades de aventura y tirolinas y donde como mínimo, hay que comerse un par de donuts.

Cosas curiosas aquí es que los motoristas no tienen obligación de llevar casco y la gente tiene que llevar las armas a la vista para que sea legal... dejando aparte que 'no es normal llevar armas'... 

Continuamos viaje atravesando Concord, la Capital, y el llamado White Mountain National Forest, ahora verde, pero en invierno hay pistas de esquí. Todo rodeado por los Montes Apalaches hasta que entramos en el Estado de Vermont. Aquí haremos la última parada antes de cruzar la frontera en una tienda Duty Free (Libre de Impuestos) para poder cambiar moneda, ya que en Canadá no se usa el Dolar Americano sino el Canadiense cuyos billetes son de plástico, con una parte transparente, de colores y que parecen de mentira. Las monedas son bonitas porque la mayoría tiene grabados de animales.
Al fin llegamos a la frontera, tipo programa de tv 'Control de fronteras'. Todo el autobús debe bajarse, cada uno con su pasaporte y pasar por la garita del serio agente para que te ponga el sello de entrada si considera que eres apto para entrar en suelo Canadiense. Mientras tanto otro agente, a veces con perros inspecciona el interior del vehículo. Está totalmente prohibido llevar comida fresca y fruta. Todos muy obedientes, pasamos sin problema.


Québec

Bienvenidos a Québec, Canadá. Cambio de país y de idioma al francés, aunque todo el mundo habla también inglés. El Río San Lorenzo (Saint Laurent) será uno de los grandes protagonistas de esta tierra por ser uno de los más grandes de Norteamérica y conectar con el Océano Atlántico. En su primera parte forma frontera natural con Estados Unidos y Canadá bordeando el Oeste de la provincia de Ontario y atravesando Québec y Montreal. La Capital de la provincia francófona del  mismo nombre conserva en su centro histórico la esencia y la arquitectura colonial europea.

Tiene fama de ser la ciudad más fría de Canadá y es la puerta de las Provincias Marítimas en el camino desde Toronto o Montreal hasta el Este de Canadá.

Hacemos una primera parada en un pueblo llamado Drumonville a comer, muy bien por cierto y mucho. Un plato de pescado se convierte en un enorme banquete con ese pescado acompañado de arroz, ensalada, patatas... no sea que nos quedemos con hambre, además de café y postre. Curiosamente en este sitio puedes traerte tu bebida de fuera y tomártela tranquilamente con la comida que no te van a poner ninguna pega. 

A partir de aquí la cosa cambia. Los motoristas vuelven a tener que llevar casco obligatorio, y las armas se llevan sin problema pero guardadas, no a la vista. La mayoría de la gente tiene gigantescas caravanas-casa que llevan a remolque de sus también grandes camionetas o todo terrenos y ésta es su forma preferida de pasar las vacaciones. Una vez que llegamos al hotel que está a las afueras, soltamos todo y en una hora el bus nos acercará atravesando preciosas iglesias de piedra y casas de madera al bonito y animado centro histórico de Québec, una de las 10 provincias que forman parte de Canadá. 


Aquí comenzamos a descubrir una de las ciudades que más nos gustó de todo el recorrido. El bus nos dejó en el Vieux Québec situado en una colina, en pleno epicentro de la Parte Alta (Haute Ville), justo delante del Chateau Frontenac, un impresionante Castillo con un torreón central mayor y sus torreones laterales de forma circular y tejados en pico. En realidad es un Hotel con vistas al Río San Lorenzo. Se puede visitar por dentro y ver la fantástica decoración que tiene, además de tiendas y exposiciones.

 A los pies del Castillo hay un parque y un largo paseo (La Terrase Dufferin), bordeando el San Lorenzo, lleno de ambiente y perfecto para hacer mil fotos con vistas a la parte baja y al río. 

Muy cerca está el Ayuntamiento, la Basílica de Notre-Dame, la Catedral de la Santísima Trinidad y la Asamblea Nacional. Todo está dentro de la Ciudadela de Québec, una instalación Militar y residencia del monarca canadiense y del Gobernador. Además es la única ciudad fortificada de todo Estados Unidos y Canadá. Todo esto entre pequeñas y bonitas calles empedradas llenas de terrazas, comercios, museos y que según va anocheciendo se pone aún más bonito iluminado.

Chateau Frontenac
Chateau Frontenac

06/08/2018 Lunes

Después del desayuno salimos de nuevo hacia el centro de Québec para hacer una primera parte de las visitas con el bus, bajando en varios sitios. Paramos en el Edificio del Parlamento, que aunque está en obras, podemos hacer alguna foto de sus 8 plantas y la torre frontal. Está en la Plaza de la Asamblea Nacional al salir de las murallas del casco antiguo. Al lado hay un gran parque y una fuente. Seguimos pasando por la Québec Université Laval y el National Battlefields Park donde hay un mirador que muestra la parte más estrecha del río. Pasamos por la Calle Cartier y la Calle San Juan Bautista que más bien parecen sacadas de un pequeño pueblo de Francia. Continuamos por el Parque de Abraham y el Jardín Jeanne D'Arc, con una estatua de la misma y lleno de flores. Santa Ana es la patrona de Québec. 

Parlamento
Parlamento

Terminamos llegando de nuevo al casco antiguo pero esta vez a la Parte Baja que es aún más bonita que la alta.

La Ciudad Baja fue creciendo en torno a la vivienda de Samuel de Champlain. Entre 1650 y 1662 se concedieron más de 35 parcelas a comerciantes para que construyeran tiendas y residencias. Mercados, muelles y sus antiguos almacenes hoy transformados en hoteles o viviendas. Destaca la Plaza Real y el Museo de la Civilización.  Aquí dejamos el bus y tras un paseo guiado lleno de historia nos quedamos por libre a ver esta preciosa parte de la ciudad.

Caminamos por un entramado de callecitas empedradas bajo el Castillo de Frontenac donde hay un Funicular por si no quieres subir las escaleras que conectan la parte baja a la alta llamadas Casse-Cou (literalmente, en español, "Rompecuellos"). Estas calles terminan en el Muelle y caminar por ellas es como estar metida en un cuento de preciosas casas bajas adornadas con flores y Murales en las paredes que representan la historia de la ciudad. Fueron encargados para celebrar los 400 años de existencia de la ciudad y destaca 'La Fresque du Petit-Champlain' de 420 metros pintado sobre la pared del Hotel Dieu de Québec, y 'La Fresque ded Wuébécois' el primero que se completó. 

Después de comer en un pequeño restaurante una rica hamburguesa vegetariana y pan de queso y ajo, nos recogió el bus y continuamos viaje hacia Montreal.

Montreal

Montreal, la mayor ciudad de la Provincia de Québec y la segunda más poblada del país. Está considerada un icono cultural y artístico, lugar donde se celebra uno de los más famosos Festivales de Jazz del mundo (Montreux Jazz Festival)

Después de llegar al hotel tenemos la tarde libre y nos dirigimos a la principal arteria comercial que atraviesa la ciudad 'Rue Sainte-Catherine' repleta de comercios, restaurantes, cafeterías, todas las tiendas que quieras. En el centro también están dos de las principales Universidades de Canadá: Universidad Concordia y Universidad McGill. Cruzando por esta arteria llegas a una zona donde se concentran muchas cosas que ver. La Place Du Canadá, La Basílica-Cathédrale Marie-Reine du Monde, Dorchester Square, La Saint Georges Cathédral... una mezcla de rascacielos y catedrales entre parques y ardillas que piden comida. De vuelta al hotel ya es de noche y ya se sabe, que toda ciudad iluminada tiene un encanto especial.

Basílica-Cathédrale Marie-Reine du Monde
Basílica-Cathédrale Marie-Reine du Monde
Dorchester Square
Dorchester Square
 Saint Georges Cathédral
Saint Georges Cathédral


07/08/2018 Martes

Este día estará dedicado por completo a Montreal, por la mañana en grupo y el resto del día por libre. Primera parada en el Banco de Mondreal, el más antiguo de Canadá y con una bonita arquitectura tanto por fuera como por dentro. Continuamos viendo la Plaza de Armas (Place d'Armes) en el casco viejo, justo delante del Banco, está la estatua de uno de los fundadores de la ciudad Paul Chomedey de Maisonneuve. En los laterales de la plaza está el New York Life Building de color rojizo y al lado el Alfred Building que se parece al Empire State de Nueva York pero mucho más pequeño. Enfrente hay dos estatuas 'The English Pug And The French Poodle', también conocidos como The two Snobs, dos graciosas esculturas de bronce de Marc Andre J. Fortier.
 

Y presidiendo todo esto la Basílica de Notre-Dame, de estilo Neogótico, cuyo interior es ¡impresionante!. Muchas son las Catedrales, Iglesias y Basílicas en las que hemos entrado, pero he de decir, que ésta, es sin duda, la más bonita que he visto hasta ahora. Las fotos no hacen justicia porque cuando ves el pórtico tan imponente y con esos colores, parece que no puede ser de verdad. Pero lo es, igual que la bóveda, también preciosa y los laterales. No hay desperdicio allí dentro. Por las noches hay opción de ver un espectáculo de luces y música que se llama 'Aura'

Desde allí, pasando por calles con preciosas casas, nos vamos al Estadio Olímpico construido para los Juegos Olímpicos de 1976. Es el edificio inclinado 45º más alto del mundo y el techo puede abrirse y cerrarse. Pasamos por una zona verde con amplios parques, Parc La Fountaine con un lago y el Parc Mont-Royale en el que subiendo una escalinata llegas a un mirador desde donde se divisa toda la ciudad.

Nos vamos a la zona financiera y llama la atención una escultura llamada La Multitud Iluminada, que representa a un grupo de personas que están viendo un incendio. Destacan varios rascacielos como La Gauchetiére, el más alto de Montreal, 51 pisos y terminado en forma de pirámide, El René Lévesque o Torre IBM, el segundo más alto. Tour de la Bourse, Tour CIBC, Tour McGill College, son algunos más.

Todo lo anterior es la ciudad de Montreal, si, pero existe 'Otra Ciudad de Montreal', exactamente llamada Montreal Subterráneo o Red Peatonal de Montreal (RÉSO). Es una red de unos 26 Km de túneles y galerías que permiten conectar el interior de varios edificios y complejos residenciales, centros comerciales, universidades, residencias de lujo e incluso hoteles. Una especie de Centro Comercial gigante bajo tierra a varios niveles y que muchos habitantes lo utilizan en el frío invierno para no salir a la calle. Si viviera aquí creo que no saldría del Réso en todo el invierno!. Después de recorrer una parte de esta Ciudad Subterránea, comimos en uno de los restaurantes y seguimos viendo la ciudad ya por libre. 

Nos dirigimos al Observatorio Place Ville Marie subiendo con un primer ascensor al piso 43, y un segundo ascensor con 3 pisos más de subida, la terraza-restaurante, una galería y por último el observatorio acristalado. Desde allí puedes ver la ciudad dando toda la vuelta.

Observatorio Place Ville Marie
Observatorio Place Ville Marie

Volvemos a la arteria principal para continuar en dirección opuesta al hotel pasando por tiendas llenas de gente, iglesias, restaurantes y llegamos a la Plaza de Las Artes (Place des Arts), un amplio complejo artístico y cultural donde se encuentra el Museo de Arte Contemporáneo. Más adelante está el Jardins Gemelin, un recinto con terrazas donde suele haber música en vivo y debates populares. Y continuando un poco más llegas a El Village, el barrio gay de Montreal. Famoso por ser un lugar de diversión para todos, sin importar las preferencias. Antes era un barrio de trabajadores pobres pero a partir de 1970 empezó a ser ocupado por la comunidad gay y comercios. Lo primero que ves delante de la larga calle peatonal es una bandera gay pintada en el asfalto a modo de paso de peatones y otra bandera gigante hecha de bolas con los colores que la forman cubriendo el cielo de todo el paseo y creando un efecto muy bonito.


A la vuelta estábamos lejos y agotados, así que decidimos coger el metro y descubrimos que es muy parecido al nuestro, pero algo curioso es que las ruedas de los trenes tienen neumáticos. También hay estaciones con bonitas vidrieras y es bastante rápido. Ya en el hotel, el balance sobre la ciudad es bastante bueno, una ciudad totalmente diferente a Québec. Más grande, más ciudad, vuelta a los rascacielos y mucha mezcla cultural.

Ottawa

08/08/2018 Miércoles

Ottawa, Provincia de Ontario y capital de Canadá. Aquí escucharemos hablar tanto en francés como en inglés. Entre festivales, museos, galerías y monumentos tenemos el Canal Rideau, Patrimonio de la Humanidad y en invierno la pista de hielo congelada de forma natural más grande del mundo.

A primera hora nos dirigimos a La Colina del Parlamento (Parliament Hill), sede del Gobierno de la Nación  y Centro Cultural. Aquí está el imponente edificio victoriano del Parlamento y la Galería Nacional de Canadá. Frente al Parlamento en el Parque de la Confederación veremos el Cambio de Guardia, en el que los soldados con el traje típico rojo y los gorros de oso hacen el cambio acompañados de un grupo de gaiteros que hace que sea un espectáculo digno de ver. En el centro del parque hay una fuente con la Llama Eterna de la Confederación y los escudos de las provincias que se fueron incorporando a Canadá. Una zona que nos dejó impresionados.

Al terminar el cambio de guardia pasamos por el monumento a Oscar Peterson tocando eternamente su piano y paramos en el Museo de Historia para ver la impresionante sala dedicada a la Primera Nación y Arte Totémico. También pasamos por la Galería de Arte Nacional con una escultura de una araña enorme delante y la Basílica de Nuestra Señora.

Museo de Historia
Museo de Historia

En el Casco Histórico confluyen varias calles con edificios bajos y plagado de puestos, mercados, tiendas, terrazas, es El Barrio del Mercado ByWard. Más de 260 puestos llenan el mercado en sí, y más de 500 negocios se han instalado en el barrio alrededor.  Al final de la calle principal llegas al Major's Hill Park con unas vistas fantásticas para hacer fotos. Compramos comida en uno de los puestos del mercado y puedes comerla en muchos de los bancos que hay repartidos por la calle llenos de gente haciendo lo mismo.

Una curiosidad en Ottawa son las llamada Caminatas Embrujadas. Te llevan a algunos de los edificios que dicen están embrujados como una cárcel convertida en hostal, que fue donde tuvo lugar el último ahorcamiento público de Canadá, y el histórico Fairmont Château Laurier, donde la gente habla de objetos que se mueven al azar dentro de las habitaciones. Esto nos quedamos con las ganas de hacerlo.

Después de comer partimos hacia Brockville, un pequeño pueblo con un muelle donde nos esperaba un barco para hacer El Crucero de las Mil Islas. La Región de las Mil Islas está ubicada en el trayecto que une Toronto con Montreal. El Río San Lorenzo es uno de los más grandes del mundo y tiene mucha navegación de barcos. Durante el crucero se ven muchas pequeñas islas, la mayoría privadas, con casas espectaculares y hasta un castillo (Castillo de Boldt). 

Terminado el crucero ponemos rumbo hacia Toronto haciendo una parada en un curioso sitio con sorpresa 'Big Apple'. Es una panadería-restaurante en la comunidad de Colborne y como su nombre indica su especialidad es la manzana. De hecho una gran manzana de casi 11 metros está plantada justo al lado. Tartas, pasteles, bizcochos, magdalenas, galletas, de todo hecho de manzana y además la tienda es para verla por la decoración que tiene. La sorpresa fue que justo enfrente había una granja de animales, a la que nos faltó tiempo para salir corriendo a verla (los únicos del bus), qué alegría!!.  Desde allí continuamos hasta llegar a Toronto.

Toronto

Toronto, Capital de la provincia de Ontario, es la ciudad más grande, más poblada y además centro financiero del país. Aunque se encuentra lejos del mar cuenta con Waterfront, un paseo marítimo y varias playas en la orilla del Lago Ontario. Aquí están las Islas de Toronto, una gran zona verde sin vehículos y a la que se accede por barco.

Llegamos ya anocheciendo, y lo primero que vimos fue la zona junto al hotel. La céntrica Yonge Street, la calle más importante de Toronto que atraviesa de Sur a Norte la ciudad y el límite que divide el Este del Oeste. En el cruce con Dundas Street nos encontramos con la Dundas Square, punto de encuentro, es una amplia plaza rodeada de edificios comerciales con grandes anuncios luminosos y también es la entrada al centro comercial Eaton Centre.  Aquí tuve la sensación de estar en un intermedio entre Nueva York y Londres. 

Dundas Square
Dundas Square

Aprovechando que ya era de noche era el momento perfecto para visitar la Torre CN iluminada y subir al observatorio. Es el gran símbolo de la ciudad dando al skyline su personalidad. Una Torre de radiodifusión de 553 metros, la subida en el ascensor ya te va mostrando las vistas de la ciudad y en el suelo hay una parte de cristal en la que puedes ver lo que dejas bajo tus pies. En lo alto te encuentras en un gran anillo acristalado desde donde se ve toda la ciudad y el Lago Ontario. Hay otra parte un poco más abajo que está abierta pero enrejada, así que no se ve mucho. Para los atrevidos, se puede subir un poco más y colgarte sujeto por arneses por la parte exterior. 

La entrada es cara, pero cómo no subir.... No estoy especificando precios porque está claro que en todos estos sitios te cobran, pero si vas, hay que verlo.

Junto a la Torre está también el Aquario Ripley y el Estadio Rogers Centre, hogar de los Toronto Jays. Y como en todas las ciudades que hemos visto, el cartel con el nombre de la ciudad. Aquí está uno que pone Canadá. Justo coincidió que hubo partido así que al bajar de la torre, se junto un tumulto de gente importante.

CN Tower
CN Tower


09/08/2018 Jueves

Tras el desayuno seguimos viendo la ciudad de Toronto (aquí habría hecho falta como mínimo un día más, pero el programa era el que era). Nos dirigimos a la Plaza del Ayuntamiento donde sí está el cartel de 'Toronto' rodeado de rascacielos. Está ubicado en el centro financiero junto a la Plaza Nathan Phillips con unos arcos y una enorme fuente. Al fondo hay un Espacio de Arte Público donde llama la atención un mural en la pared hecho con clavos y una maqueta de la ciudad. 

En Toronto también hay una Ciudad Subterránea llamada 'Path' pero no tan grande como la de Montreal. Estos pasos subterraneos unen 55 edificios de la zona financiera desde el Ayuntamiento. Visitamos el Brookfield Place en la 181 Bay Street, un complejo de oficinas situado en el Downtown. Está compuesto por dos torres, Bay Wellington Tower y TD Canada Trust Tower enlazadas por la Galería Allen Lambert de seis plantas diseñada por Santiago Calatrava. Además de cafeterías y tiendas puedes ver parte del Hockey Hall of Fame con retratos y varios trofeos de hockey. Justo enfrente de este complejo está el Royal Bank Plaza, dos torres unidas cuyos cristales están bañados con pintura de oro. Las calles de Toronto son una mezcla de barrios internacionales y gente de todas las culturas, edificios de estilo colonial mezclados con rascacielos y casas bajas con jardín.

Nos pasó algo curioso. En nuestro hotel se alojaba el famoso exatleta estadounidense, Carl Lewis (El Hijo del Viento). Ganador de 10 medallas Olímpicas, tuvo la amabilidad de subirse a nuestro bus a saludarnos.

Niágara

Es hora de poner rumbo a Niagara, concretamente al bonito pueblo llamado Niagra On The Lake, Provincia de Ontario, ubicada en la ribera del Río Niágara y del Lago Ontario. Dicen que es la ciudad más hermosa de Ontario y destino turístico por sus calles y sus casas de estilo colonial y romántico. Todo está adornado con grandes centros de flores de todo tipo, muy cuidado y se suceden los cafés, hoteles, puestos de fruta, verdura, de dulces. Muchos vecinos ponen a la venta en el jardín de sus casas las frutas y verduras que ellos mismos cultivan y el civismo hace que todo el mundo que coge algo, deje el dinero aunque no estén presentes los dueños. Igualito a lo que pasaría aquí vaya...

El centro es muy pequeñito, una calle principal lo cruza empezando en un extremo con un gran parque y terminando al otro extremo en una torre con un reloj en lo alto. Cerca de allí hicimos una parada en otro reloj de flores muy parecido al que hay en Ginebra.

Niagra On The Lake
Niagra On The Lake


Desde allí salimos hacia las Cataratas de Niágara (Niagra Falls). Un grupo de cascadas situadas en el Río Niágara al Noroeste de América del Norte, en la frontera entre Estados Unidos y Canadá. Hay 3 saltos de agua, 2 pertenecen a EEUU de unos 28 y 34 metros y uno, el más grande, pertenece a Canadá de unos 58 metros de altura. Conocidas mundialmente hay que reconocer que son impresionantes, sobre todo la canadiense por sus dimensiones y cantidad de agua, es todo un espectáculo. Quién no ha visto la famosa escena de Superman donde el puñetero niño cae catarata abajo?.

Eso sí, hay que prepararse para la masificación de gente ya que es un punto turístico muy importante. Desde todos los ángulos las fotos y vídeos no tienen fin, aunque no captan la grandiosa realidad, la gran nube de agua que levantan en la caída y el sonido del agua que parece un rugido sin fin.

Junto a las cataratas está la Skylon Tower, un observatorio-restaurante giratorio. Allí fue donde comimos mientras veíamos la panorámica de todas las cataratas. A esa altura las vistas son únicas. 

Después de la comida volvimos a las Cataratas pero esta vez desde dentro. Subimos en un barco El Maid of The Mist (Docella de la Niebla), chubasquero puesto aunque te mojas de todas maneras,  pasando por la primera caída de agua, de menos altura y que rompe sobre las rocas. En esta zona hay túneles y escaleras que prácticamente se meten debajo. Se utiliza mucho más en invierno cuando el barco no es buena opción si hace mal tiempo. Una vez la pasamos nos dirigimos a la gran cascada adentrándonos en la inmensa nube de agua hasta que el motor del barco ya no podía acercarse más de la fuerza del agua, casi rozando el enorme torrente en forma de herradura. Una experiencia divertida y muy emocionante!. 

Después de la ducha en el barco el bus nos llevó a hacer una parada en una tienda Duty Free por si queríamos hacer alguna compra antes de volver a cruzar la frontera al día siguiente. Allí probamos el 'Ice Wine' un vino típico afrutado que se bebe muy frío. Aprovechamos para comprar unas galletas con forma de hoja canadiense rellenas y hechas con el famoso Jarabe de Arce, dulce fabricado a partir de la savia del arce azucarero, arce rojo o arce negro. Las compras teníamos que dejarlas en la tienda donde las guardaban hasta el día siguiente que las recogeríamos antes de cruzar la frontera. Un descanso en el hotel, otra ducha, esta vez en el baño y vuelta a la calle.

Ya habíamos visto las Cataratas desde el borde, desde el barco y desde las alturas. Sólo nos faltaba verlas de noche. Nos dirigimos a una calle llamada Cliffton Hill que es una especie de Disney World y Parque de Atracciones concentrado. Todo lleno de restaurantes, tiendas, un mini campo de golf-parque de dinosaurios, una noria y un montón de atracciones, juegos, carteles luminosos, hasta una réplica en pequeño del Empire State con King Kong incluído, o casas del revés. Cenamos en el Hard Rock donde estaban tocando música en vivo y a las 10 nos dirigimos, con el correspondiente helado de chocolate en mano, de nuevo hacia el bulevard que bordea todas las cataratas ya de noche. Comienza el espectáculo de fuegos artificiales mientras el agua va cambiando de colores, gente tirándose en tirolina, la Torre y los edificios de casinos y hoteles iluminados. Todo un espectáculo totalmente diferente a verlo de día.

Ya de vuelta al hotel vamos pasando por más bares y restaurantes con más música en vivo y todo muy animado. Un fin de viaje perfecto.


10/08/2018 Viernes

Salimos del hotel hacia la frontera que está nada más pasar las Cataratas. Esta vez hay más guardias y más armados y repetimos la misma operación. Todos abajo pasaporte en mano, pero esta vez algo pasa que el guardia nos pone pegas a nosotros y el de al lado lo mismo a otra familia. No nos dicen una palabra en español pero no dejan de darle vueltas al pasaporte y de poner malas caras. Cunde el pánico por un momento, pero con la ayuda del guía entendemos que lo que pasa es que cuando entramos a EEUU por Miami, en la aduana no nos pusieron sello, cosa que realmente no es obligatoria ya que te toman las huellas y está todo informatizado y en regla. De hecho de haber algo raro no entras en EEUU ni de broma. Pero en Canadá y a estos guardias no les gustó que no estuviera el sellito y por eso se enfadaron, pero finalmente se conformaron y cruzamos frontera. Susto superado!. 

Ya de nuevo en suelo estadounidense atravesamos el Estado de Pensylvania y paramos a comer en un pueblo llamado Williamsport . De allí continuamos hasta pisar de nuevo Nueva York donde pasaremos 3 días más que están en el post 'Nueva York, Parte 2'.

Este era un viaje que tenía muchas ganas de hacer y que ha sido toda una aventura. Muchos kilómetros, muchas ciudades, muchas fotos, vídeos y grandes recuerdos que ya nos llevamos para siempre. Sin duda ha merecido la pena y nos quedamos con ganas de más, con ganas de repetir y de conocer la parte Oeste.


Cronología Verano 2018:

- 28 Julio-31 Julio: Miami

- 31 Julio-04 Agosto: Nueva York

- 04 Agosto-10 Agosto: Boston y Canadá

- 10 Agosto-13 Agosto: Nueva York.

Información Práctica y Curiosidades

- Situada al Norte de América, su territorio está formado por 10 provincias y 3 territorios. Es el segundo país más grande del mundo por detrás de Rusia. La densidad de población es muy baja, sólo de 4 personas por kilómetro cuadrado.

- Capital: Ottawa / Moneda: Dólar Canadiense / Idiomas: Inglés y Francés.

- Vancouver, Ottawa, Toronto y Montreal están en el ranking de las 10 ciudades con mejor calidad de vida del mundo.

- La temperatura más baja alcanzada fue de -63º en Febrero de 1947 en Snag (Yukon).

- El 31 % de su territorio son bosques y hay unos 3 millones de lagos. Sólo en la Provincia de Ontario hay 250.000 lagos.

- La hoja del árbol de Maple es el símbolo nacional que está presente en todas partes.

- Escenario de famosas películas: Superman, El increíble Hulk, Brokeback Mountain, Blades of Glory, Titanic...

- Maple Syrup, es el jarabe tradicional de Canadá más famoso del mundo. El 77% del jarabe vendido en el mundo se produce en Quebec.

- Es el segundo país con el aire más puro del mundo.

- Canadá tiene el litoral más extenso del mundo con 202.080 km.

- Es ilegal tener Cómics que hablen de actos criminales.

- El guante de béisbol fue inventado en Canadá en 1883. Y el baloncesto por el canadiense James Naismith.

- La famosa cadena de cafeterías Tim Horton's que tanto se está poniendo de moda en España, es canadiense.


- Más fotos en mi Facebook.

- Excursión Guiada en Civitatis o Civitours.