LISBOA

 

La bandera de Portugal está compuesta por dos franjas, verde y rojo, y un escudo de armas con varios elementos esenciales. El verde de la bandera representa la esperanza del pueblo portugués; mientras que el color rojo representa la sangre de los que murieron en la defensa de la nación portuguesa.

Entre ambos colores se encuentra una versión simplificada del escudo nacional (incluyendo la esfera armilar). Fue aprobada por la Asamblea Portuguesa el 19 de junio de 1911.