Mánchester

Durante nuestro viaje a Mánchester, hicimos dos escapadas en tren a Liverpool y a Chester. Lo organizamos así:

- 10, 11, 14, 15 y 16  Noviembre: Mánchester.

- 12 Noviembre: Liverpool

- 13 Noviembre: Chester.


Hay 3 detalles importantes que quiero destacar de esta ciudad:

1. Los Museos, al menos los que visitamos son Gratis.

2. Hay dos líneas circulares de autobús que recorren toda la ciudad y son Gratis.

3. La amabilidad de la gente. Todo el mundo muy servicial, atento y simpático a la hora de darte indicaciones.

Mánchester fue durante la Revolución Industrial una de las capitales industriales del mundo y hoy conserva el patrimonio arquitectónico de aquella época con impresionantes edificios victorianos, fábricas y molinos reconvertidos en clubes además de una red de canales.

Llegamos tarde por lo que decidimos llegar al hotel cogiendo uno de los típicos taxis ingleses con su inconfundible diseño y amplio interior. Llegando ya a la ciudad vimos la animada vida nocturna pasando por restaurantes de bonito diseño, pubs, discotecas, todos llenos de gente. Nos alojamos en un Apartahotel situado en pleno centro, junto a La Catedral, en Corn Exchange. Un grande y precioso edificio que alberga un Centro Comercial con 17 restaurantes y donde está ubicado nuestro alojamiento, El Roomzzz Apartahotel.

El Hotel: Tengo que hacer mención especial a este alojamiento porque es uno de los mejores en los que hemos estado. Como estuvimos varios días busqué algo que tuviera cocina o al menos lo básico para poder hacer compra y no comer siempre fuera, lo que supone un gasto importante. Aquí encontré justo lo que buscaba y con una calidad que nos encantó. Un amplio apartamento, con vistas directas a la Catedral, una cama grande, sofá, gran pantalla de tv y un espacio aparte con mesa y cocina. En ambas estancias unos ventanales altos de pared a pared, cocina equipada perfectamente y todo como nuevo, moderno, muy bien distribuido y perfectamente limpio.

En la recepción hay un espacio con tienda donde hay varios productos de comida, bebida, platos precocinados, latas, dulces y al otro lado otro pequeño espacio donde todas las mañanas tienes un desayuno de cortesía con máquina de café, chocolate, bollos y fruta, además de un dispensador de agua de varios sabores que estaba buenísima. Puedes tomarlo allí en los sillones interiores o en la terraza cerrada que está dentro del Centro Comercial. También hay bolsas para que te lleves lo que quieras si lo prefieres a la habitación. Todo esto sin coste adicional.

Y otro bonito detalle, cada habitación tiene un mensaje en el cartel con el número. El nuestro era este 'Welcome home'.

Corn Exchange / Hotel
Corn Exchange / Hotel

Comenzamos nuestra visita a la ciudad. Contrariamente a la idea que tenía sobre ella, la que pensaba que al ser tan industrial, sería fea y con poco que ver, descubrimos que para nada era así. Nos encontramos con una ciudad moderna, con edificios de una arquitectura preciosa y un montón de lugares interesantes que ver. Además, a pesar de ser pronto ya estaba toda la parafernalia navideña montada y por todas partes había casetas decoradas e iluminadas de comida, bebida, ropa, regalos, siempre llenas.

Por la ubicación de nuestro hotel, lo primero que conocimos fue una de las zonas más animadas y céntricas. Una amplia zona comercial, con una concentración de tiendas y centros comerciales que se juntan en varios espacios. La llamada Plaza 'Corn Exchange' fue un edificio para el intercambio de maíz y por eso su nombre. Ahora es un centro de tiendas, bares y restaurantes. Muy cerca está The Printworks, en la esquina de Withy Grove, un complejo de entretenimiento con restaurantes, cine, bares... Otro famoso centro comercial muy ceca es el Arndale, enorme, todas las tiendas y restaurantes que quieras están aquí. Llega un momento que de tanto comercio no sabes donde ir.

Cerca también está el Urbis Museo con el Museo del Fútbol, un edificio grande todo de cristal, aunque el tema del fútbol no nos interesaba en absoluto.

Justo detrás de este edificio está la Estación Victoria, una de las principales para poder moverte a distintas ciudades.

Dando la vuelta al Corn Exchange se encuentra La Catedral junto a un pequeño y bonito rincón que te traslada a la época Medieval. La Plaza de Cathedral Gates con unos edificios que no se destruyeron durante la II Guerra Mundial y que hoy están reconvertidos en restaurantes de comida típica.

La Catedral Medieval de Santa María, San Dionisio y San Jorge tardó en construirse más de 600 años. Desde fuera se ve preciosa rodeada de jardines, y por dentro es acogedora, con bonitos techos abovedados y grandes ventanales. Llama la atención el coro y el púlpito del Siglo XVI. La verdad es que el interior es precioso y tuvimos la suerte de que empezaron a tocar el órgano disfrutando de un rato de concierto con un sonido que te pone los pelos de punta. La entrada no cuesta nada. Los domingos están más de una hora tocando las campanas a pequeños intervalos de tiempo.

Catedral
Catedral

John Rylands Library es una Biblioteca Universitaria de estilo Neogótico y dentro hay un verdadero tesoro. Pareces estar dentro de una Catedral que han llenado de libros, con su nave central sus vidrieras y columnas terminadas en arcos. Dentro duermen papiros árabes, coptos y griegos entre los que están el Evangelio de Juan y el Deuteronomio. Manuscritos Medievales, Los Cuentos de Canterbury o La Biblia de Guternberg. Hay que perderse por los pasillos porque es un sitio espectacular. La entrada es gratuita.

John Rylands Library
John Rylands Library

Museo Mosi (Ciencia e Industria). Situado en la Estación de Trenes más antigua de la ciudad, con varios modelos dentro del museo, además cuenta con varias salas que visitar muy interesantes como las máquinas y los telares donde se fabricaban los tejidos o la Galería de la Electricidad con muchas actividades interactivas. Justo enfrente está El pabellón del Aire y el Espacio, vale la pena verlo para contemplar varios modelos de coches y sobre todo modelos de aviones de todas las épocas. La entrada, también es gratuita.

Muy cerca de allí está el St. Johns Gardens, un parque pequeñito pero precioso y más teniendo en cuenta que en Noviembre todo tiene una gama de colores verdes, marones y amarillos que para mí es una de las épocas en que más bonito está todo.

Torre Hilton. El hotel ocupa sus 22 primeras plantas. Por encima de la planta 23 hasta la 47 está ocupada por 269 apartamentos, lo que la convierte en un lugar privilegiado para residir.

Town Hall, El Ayuntamiento de Mánchester en Albert Square es un de los platos fuertes. Un impresionante edificio neo-gótico del año 1877 con una torre de 87 metros que recuerda un poco al grandioso Big Ben. La fachada está esculpida en piedra representando a los personajes más importantes de la historia de la ciudad. A sus pies nos encontramos con un gran mercadillo navideño y un gigantesco Papá Noel bajo la Torre del Reloj. Hay que ir de día y de noche para verlo todo iluminado y no dejar de tomarte un Vino caliente o un chocolate con nata que te entona el cuerpo. Te lo sirven en unas tazas típicas de navidad y te las cobran para que te las quedes. En caso de que no las quieras al devolverlas te dan el dinero.

Al otro lado del Ayuntamiento está la amplia St. Peter's Square con un monumento a los caídos de guerra y el llamativo edificio circular de la Manchester Central Library.

Picadilly Gardens se sitúa entre la zona comercial de Market Street y los bares y tiendas de Northern Quarter. Cerca de la Estación Central de Tren es un punto neurálgico desde donde salen la mayoría de los tranvías y donde hay una estatua de la Reina Victoria y una gran fuente siempre llena de palomas.

Iglesia de Santa Ana. Su nombre rinde homenaje a la patrona de la Iglesia, Anna Lady Bland. A comienzos del Siglo XVIII Mánchester era un pequeño pueblo rural con casas de entramado de madera. Un campo de maíz, Field Acres, que ahora es la Plaza de Santa Ana se convirtió en el lugar de la Iglesia. La torre marcaba el centro de la ciudad.

Atravesando el Río Irwell por el puente de piedra Victoria Bridge  se conecta Salford con Mánchester.

Entre la estación Piccadilly, la estación Victoria y Ancoats, centrada en Oldham Street está el barrio Northern Quarter famoso por ser el epicentro cultural de Mánchester, un distrito repleto de bares, clubs, tiendas de música, restaurantes y tiendas de moda. Hay un Centro Comercial llamado Afflecks Palace, situado exactamente en el centro del barrio, un lugar único en la historia cultural reciente. Fue el corazón de la escena "Madchester" (la movida de Mánchester) durante los últimos años ochenta y los primeros años de los noventa, y era el lugar al que había que ir si se quería comprar unos pantalones acampanados.

En la actualidad, este lugar sigue siendo uno de los puntos de mayor interés. Es un laberinto de varias plantas lleno de tiendas independientes, donde se vende de todo, desde prendas únicas diseñadas aquí mismo hasta una lectura del tarot personalizada.

El barrio está lleno de murales. Los dos que más ganas teníamos de ver eran el de David Bowie y el de Prince que vimos por internet. Pues bien, donde antes estaba Bowie, nos encontramos la puñetera abeja y donde estaba Prince, nos encontramos el careto de otro tío... Maaal !! es lo que tiene el arte callejero, que viene otro y te pinta encima!. 

Ahora que menciono a la Abeja, ella es el símbolo de la ciudad. Representa el trabajo duro y el pasado industrial de la ciudad. Está por todas partes y después del atentado en el Manchester Arena todo el mundo comenzó a tatuársela.


Manchester Museum: University of Manchester, en Oxford Road, ocupa un conjunto arquitectónico Neogótico que impresiona. El Museo de Mánchester guarda variadas colecciones temáticas que incluyen desde la historia natural hasta la tecnología y el medio ambiente, con esqueletos de dinosaurios y momias del antiguo Egipto. Vale la pena dedicarle el tiempo que merece. La entrada gratis.


The Village: El barrio gay de Mánchester se encuentra en la calle Canal (Canal Street), muy cerca de Chinatown, situado en el corazón de la ciudad junto al Rochdale Canal. La calle peatonal, que se extiende a lo largo del lado oeste del canal Rochdale, está llena de bares y restaurantes.

Chinatown: Es el segundo barrio chino más grande del Reino Unido y el tercero más grande de Europa. Tiene un arco (típico en la entrada al barrio en la mayoría de las ciudades) en la calle Faulkner que se completó en 1987 y abundan los restaurantes, tiendas, panaderías y supermercados no solo chinos, sino también tailandeses, japoneses, nepalíes, vietnamitas, singapurenses y malayos.

Al finalizar el viaje, nos quedamos con la sensación de no querer marcharnos todavía. Una grata sorpresa y una ciudad que nos gustó mucho más de lo que esperábamos.

El hotel reservado en Booking, más fotos en Facebook y el vuelo, reservando con tiempo nos salió en Ryanair por 100 euros en total los dos, asientos, maleta y embarque prioritario incluído.


Curiosidades:

- El origen del voto de las mujeres nació en Mánchester. La activista Emmeline Pankhurst, con su lema "Deeds, not words" ('Hechos, no palabras'), encauzó esta causa. Gracias a ella, el voto femenino es en la actualidad todo un hecho en los países desarrollados.

- En la Universidad de Mánchester, Alan Turing desarrolló un nuevo método de comunicación. El matemático y científico ha sido uno de los precursores de la informática moderna. Trabajó en el software de las primeras computadores reales, llamada Manchester Mark 1.

- El reverendo William Cowherd propuso la abstinencia de comer carne en 1807. Su popularidad fue ascendiendo, hasta que su pequeño grupo de seguidores se hicieron llamar Cowherdites. Después de muchos años luchando por evitar que las personas siguieran comiendo carne, al final se fundó la Sociedad Vegetariana en 1847, muchos años después de su muerte. 

- En 1904, Frederick Henry Royce creó su primer "Royce" en Manchester. A partir de los años 20, la compañía comenzó a expandirse a diferentes países. 

- La buena música y la ciudad de Mánchester siempre han estado ligadas. Entre sus centenares de bares, han salido grandes nombres como Joy Division, The Smiths, Take That, The Stone Roses, Oasis y muchos más. Muchos de los mejores discos del panorama musical han surgido de entre sus calles. 

- Las primeras fábricas, conocidas como mills, se ubicaron en Mánchester en el siglo XVIII. Actualmente, hay una gran cantidad de museos donde se rinde homenaje a aquella época, en la que la ciudad se convirtió en un modelo a seguir para muchas ciudades inglesas; una época que terminó a mediados del siglo XX, cuando se produjo la deslocalización de la industria. Algunas fábricas siguen hoy en el mismo lugar, otras se han convertido en bloques de apartamentos, y otras son ahora ruinas. Algunas de ellas se han convertido en lugares de ocio.

- En 1878, Mánchester desarrolló el primer submarino de la historia.