Liverpool

Durante nuestra estancia en Mánchester, dedicamos un día a visitar Liverpool. Unos 40 minutos tardamos en llegar a la ciudad de Los Beatles cogiendo un tren desde la estación Victoria de Mánchester.

Liverpool Lime Street Station, es la estación de tren donde bajamos y nada más salir supe que esta ciudad prometía. Justo al salir te encuentras con el St George's Hall. Un impresionante edificio de estilo neoclásico donde se ubica la sede de los juzgados de la ciudad, además de tener salas para conferencias y eventos. Cuando llegamos estaban en pleno montaje del mercadillo navideño.

Liverpool Lime Street Station
Liverpool Lime Street Station

En frente, en la misma acera de la estación, está el Liverpool Empire. Este teatro tiene el auditorio de dos plantas más grande de toda Gran Bretaña. Siguiendo calle arriba hasta London St, llegas a la Wellington Memorial Statue situada en una plaza en la que también se encuentra la Walker Art Gallery y el World Museum.

También tenemos la Liverpool Central Libray con una fachada de típico edificio inglés, pero cuando entras te encuentras con un impresionante diseño moderno y una original escalera que pasando por varias plantas llega hasta una terraza con unas bonitas vistas. Hay que verla.

Liverpool Central Libray
Liverpool Central Libray

Bajando por Victoria St o Whitechapel St llegas al Centro Comercial  The Metquarter y a una de las principales calles peatonales, Matthew St. Aquí está lo más buscado de Liverpool, The Cavern Club. El mítico local donde The Beatles tocaron por primera vez, se dieron a conocer y llegaron a tocar hasta 292 veces. Puedes ver la puerta de entrada original que ahora está cerrada y justo al lado otra entrada que es la que se utiliza ahora para bajar a 'La Caverna'. Varios tramos de escalera entre paredes de ladrillo negro y varios carteles que hacen alusión al Pub te llevan a la cueva donde todos los días desde por la mañana hasta la madrugada ofrece actuaciones en directo en el mismo lugar donde Jon, Paul, Ringo y George nacieron musicalmente. Además de pub donde puedes tomar algo mientras escuchas la actuación, también es un museo, lleno de cuadros, guitarras y recuerdos de la banda y de otros músicos, cabina de teléfono roja incluida. Toda la cueva tiene la paredes y el techo de ladrillo y está absolutamente llena de firmas y frases escritas por lo clientes. No queda ni un solo trocito de ladrillo libre. Una experiencia emocionante que disfrutamos muchísimo tomando algo mientras escuchamos un concierto.

En esta calle también hay tiendas, un muro de la fama y una estatua de John Lennon. Y frente a la puerta del Pub la estatua de una fan emocionada! 'Cilla Black Statue'.

Si buscas bien por la zona, también podrás encontrarte a Eleanor Rigby que como en la canción, está sentada en un banco, con su cesto y su pañoleta y comparte sus pocas migas con los gorriones. Una placa situada detrás de ella dedica la estatua "a todos aquellos que están solos".

En St. Johns Beacon se encuentra la torre de la Radio City, una estación de radio comercial de 133 metros.

Radio City
Radio City

Llegamos a uno de los puntos más importantes, los Muelles de Liverpool. Lo primero que te encuentras es el precioso Royal Liver Building, uno de los edificios más característicos de Liverpool con 90 metros de altura. Los relojes de las torres tienen un diámetro más grande que el famoso Big Ben de Londres.  13 pisos pertenecen a la mayor compañía de seguros mutuos del Reino Unido. El edificio en general es un perfecto ejemplo del diseño arquitectónico de principios del siglo XX que recuerda a los rascacielos de Nueva York. En la parte superior se encuentran dos liverbirds, el símbolo de Liverpool. La leyenda cuenta que si levantaran el vuelo, la ciudad dejaría de existir. 

Royal Liver Building
Royal Liver Building

Justo después llegas al Liverpool Waterfront, con unas vistas fantásticas desde el Pier Head al Río Mersey. Aquí se encuentra la Estatua de The Beatles. Cámaras preparadas!!.

Continuando por el paseo bordeando el Río Mersey, vertiente del Mar de Irlanda, llegamos al Albert Dock,  un complejo de edificios y muelles, museos, tiendas, restaurantes y donde puedes visitar la importante galería de arte Tate, de entrada gratuita. También está aquí el Merseyside Maritime Museum. En él se cuenta la historia del puerto de Liverpool y de como éste le fue ganando terreno al mar.

Albert Dock
Albert Dock

Dejando atrás el Barrio Chino con su característica puerta de entrada traida desde Shanghai, comenzamos la subida a la Catedral Anglicana de Liverpool, algo retirada pero que no se puede dejar de ver.

No esperes encontrar la típica catedral porque lo que de primeras te encuentras te deja un poco frío. La razón es que por fuera, lo que ves es una especie de bloque-mamotreto  de ladrillo y arenisca roja. Cuando te acercas llama la atención el diseño y la estatua que te recibe, diferente a lo típico. Y al entrar es cuando descubres lo fantástico de este lugar. Dentro es cuando te das realmente cuenta de la tremenda altura y dimensiones que tiene.

Catedral Anglicana de Liverpool
Catedral Anglicana de Liverpool

Nada más entrar ves otra cosa diferente al resto, un letrero luminoso de neón color rosa intenso en el que podemos leer "I felt you and I knew you loved me", o lo que es lo mismo: ''Te sentí y supe que me amabas''. Se puede subir a la torre pero esto si hay que pagarlo.

Cuando te adentras aquello parece no tener fin de lo grande que es, tiene capillas que son como una iglesia entera que te puedes encontrar en cualquier pueblo. Hasta puedes ver una maqueta hecha de Lego. Es espectacular.

Pero también tiene para mi, un gran fallo, en mitad de la Catedral no se les ha ocurrido otra cosa que poner un restaurante, cafetería y tienda que rompe completamente el encanto y el ambiente que debe tener un templo así. El ruido del cacharreo y la peste a comida sobran completamente.

Saliendo de la Catedral encuentras el St Jame's Mt and Gardens, donde hay un viejo cementerio que se usó hasta 1936, fecha en la que estuvo completo. A finales de la década de 1960, se decidió convertir el cementerio St. James en un jardín público. Esto implicó limpiar la gran mayoría de las lápidas y crear un espacio abierto.

Caminando por Hope St. comenzamos la vuelta hacia la estación por una zona repleta de vida, comercios y restaurantes, eje central del núcleo de la ciudad. En el otro extremo está la Catedral Metropolitana de arquitectura moderna.


Una ciudad fantástica que nos gustó muchísimo, no sólo por ser referente de Los Beatles, sino porque tiene un encanto especial. Una ciudad a la que habría que dedicar más tiempo sin duda, pero que en un día pudimos ver lo principal y marcharnos con muy buen sabor de boca.

Y como no, también tiene sus curiosidades, esas que tanto me gusta investigar:

Dicen que Jack el destripador era de Liverpool y bajaba a Londres a hacer sus macabros "trabajitos" .

- El puerto de Liverpool ha sido el mayor puerto de trata de esclavos de la historia. 

- El Barrio Chino de Liverpool es uno de los más antiguos de Gran Bretaña.

- El Titanic tenía muchos lazos con Liverpool, además de llevar el nombre de la ciudad en el casco. La compañía de gestión (White Star Line) tenía su domicilio en Liverpool y más de 90 miembros de la tripulación eran de aquí, incluido el vigía que vio el iceberg. En el Museo Marítimo puedes conocer más curiosidades sobre el hundimiento más famoso de la historia. 

- El Liver Bird, es un pájaro mitológico emblema de la ciudad parecido a un cormorán y está en su escudo de armas. 

- Durante la Segunda Guerra Mundial, fue la segunda ciudad inglesa más bombardeada y más de un 70% quedó destruida. 

- Liverpool es tan musical que hasta su aeropuerto se llama John Lennon

- Todos los museos de Liverpool son gratuitos salvo el Museo de los Beatles ( 14 libras).