Catedral de Justo Gallego: ''La eterna construcción''

Como si de un personaje de Ciencia Ficción se tratara, el Señor Justo Gallego Martínez de 94 años, lleva 58 de esos años de su vida construyendo él solo, y con sus manos, su propia Catedral.

Si, no lo he escrito mal, no una casita, o un huerto... una Catedral.

La historia de Justo se remonta a un día cuando trabajaba como agricultor, en el que hizo una promesa, siendo un hombre de poderosa fe.


''Me llamo Justo Gallego. Nací en Mejorada del Campo en Septiembre de 1925. Desde muy joven sentí una profunda fe cristiana y quise consagrar mi vida al Creador. Por ello ingresé, a la edad de 27 años, en el Monasterio de Santa María de la Huerta, en Soria, de donde fui expulsado al enfermar de tuberculosis, por miedo al contagio del resto de la comunidad''


Llevado por su enorme fe, Justo pidió a la Virgen María que le ayudara a superar la enfermedad y prometió levantar una Catedral en su honor con sus propias manos. 

Así comienza la historia de la Catedral de Don Justo.

En 1961 comenzó a construir la famosa Catedral en Mejorada del Campo (Madrid), su localidad natal. Sin tener ningún conocimiento sobre arquitectura, ni nada que tenga que ver con la construcción, afirmando que el secreto es la paciencia y la fe.


''Decidí construir en un terreno de labranza propiedad de mi familia. No existen planos, ni proyecto oficial, todo está en mi cabeza. No soy albañil, ni tengo ninguna formación relacionada con la construcción. Mi educación más básica se vio interrumpida al estallar la Guerra Civil. Inspirado en libros sobre catedrales, castillos y otros edificios significativos, fui alumbrando el mío propio.''


Catedral de Justo Gallego
Catedral de Justo Gallego

Ante la incredulidad de muchos, Justo, siempre acompañado de su fe, ha levantado un monumento de inmensas proporciones, 4.700 metros cuadrados y 35 metros de alto.

Para ello ha utilizando principalmente materiales reciclados y materiales donados por empresas de construcción locales, así como también de personas que creen en su proyecto. Ha conseguido, levantar dos cúpulas, una cripta, escaleras perfectamente integradas en cada rincón del edificio y hasta vidrieras de colores que, aunque algunas no se encuentren en el mejor estado, dan forma al fantástico templo.

Vidrieras Catedral Justo Gallego
Vidrieras Catedral Justo Gallego

Lejos del desánimo por la complejidad del proyecto, Don Justo afirma que si volviera a nacer, volvería a hacer la catedral, pero más grande aún. Todo esto ha hecho que la curiosidad y el asombro de la gente, dieran a conocer la vida del anciano, llegando a protagonizar una famosa campaña publicitaria de Aquarius que todos conocemos. De hecho llegó un año más tarde hasta el MoMa de Nueva York.

Aquí os dejo el vídeo publicitario que hicieron entonces:


Del anuncio recibió 40.000 euros y según sus propias cuentas ''unos 50 millones de pesetas en donativos', aunque aún así no ha sido suficiente para terminar un proyecto de tal magnitud.

Se le han atribuido semejanzas con Gaudí, pero Justo dice no gustarle nada dicho artista. Él afirma haberse inspirado en los Castillos Medievales Españoles de la época Románica.

Una gran escalinata roja te recibe dando paso a la peculiar Catedral, alejada de lo 'típico' a lo que estamos acostumbrados. Hormigón y ladrillo, se mezclan con ventanas enrejadas sin terminar, torres y cúpulas que dejan ver la estructura que le van dando forma poco a poco.

Entrada Catedral Justo Gallego
Entrada Catedral Justo Gallego

Cuando te adentras en el interior de la Catedral, llaman la atención los carteles de ''Por favor No preguntar a Justo, no puede hablar. Preguntar a Ángel. Prohibido hacer fotos a Justo''

A pesar de su edad, Justo sigue trabajando de forma incansable de Lunes a Sábado, aunque los Domingos también se puede visitar el lugar. La entrada es totalmente libre, pero se admiten donativos para terminar la construcción.

Entre escombros, sacos de yeso, ladrillos estratégicamente colocados, como en las torres exteriores, donde se aprecia que están colocados de manera que se ven los agujeros desde fuera, la mayoría de las zonas están a medio terminar, aunque hay varias partes del suelo, que están con sus baldosas multiforma colocadas a modo de grandes mosaicos. Así mismo, la estructura general del edificio está casi construida por completo.

Se puede subir por escaleras enroscadas a la parte de arriba donde se aprecian los materiales reciclados que forman todas las cúpulas, las vidrieras, alguna rotas, pero que le dan color y la majestuosidad que toda Catedral tiene, a pesar de su estado incompleto. Columnas, adornos hechos con tuberías y piedras redondeadas, hierros que forman estructuras que parecen imposibles de sostenerse y las magníficas vistas del pueblo desde las alturas.

El patio interior, es fantástico, con el suelo azul aún sin terminar, los pasillos con arcadas y herramientas por todas partes. Incluso hay una cripta, a la que se puede acceder, bajando unas escaleras justo delante de un pequeño altar decorado con inmenso interés.

Patio Interior
Patio Interior

Junto a la entrada está Ángel, su fiel compañero que hace de guarda y custodia, y con el que sí puedes hablar.

La cúpula y nave central, aunque sin terminar, nada tiene que envidiar a cualquier otra Catedral. Al menos a mí me puso la carne de gallina, contemplar semejante obra sabiendo que la ha levantado un hombre, sin recursos, con sus propias manos, sin ayuda de nadie.

*Amplía las imágenes para ver mejor sus dimensiones.

*Una de las fotos muestra como sería la Catedral una vez terminada.

Desde fuera, indudablemente llama la atención, pero cuando entras, el asombro es la mínima expresión que te invade. Asombro porque pareces estar en un lugar surrealista dadas las circunstancias, mezclado con una sensación de pena por el final que 'probablemente' tendrá esta gran historia.

La realidad oficial y burocrática, es que, el proyecto carece de licencia alguna, ni permiso de construcción frente al Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid. No hay constancia oficial del edificio, por lo que tristemente, cuando Justo ya no esté, recordemos la edad que tiene, lo más probable, es que su gran proyecto que ha llenado su vida, se pierda y desaparezca con él.

A pesar de que hay recogida de firmas por algún vecino para que esto no suceda, todo apunta a que se pierda en el olvido, si un arquitecto no se responsabiliza de continuar y legalizar el proyecto de Justo.

Después de esto, la frase 'La fe mueve montañas' cobra sentido. Cada uno tiene su fe en lo que quiere y en lo que cree, y Justo, ha demostrado llevar hasta el final la suya.

Sin duda, una visita y una historia que te remueve por dentro.

**Puedes entrar en la cuenta de Instagram para ver más fotos y vídeos en las historias destacadas.

@el_mundo_te_espera

Sígueme en Facebook
Sígueme en Instagram!