Perpignan

Cuando estuvimos en Girona en verano de 2017 hicimos una escapada cruzando la frontera.

 Perpiñán es una ciudad francesa fronteriza con España y bañada por el Mediterráneo. Su casco antiguo de rasgos medievales está lleno de arcos y callejas estrechas. De plazas, fachadas pintadas de colores y contraventanas de madera.

Destaca el Edificio de la Lonja y el Palacio de los Reyes de Mallora, así como la Catedral de San Juan Bautista.

Aunque lo que más me llamó la atención fue el bonito paseo que hay junto al Río Têt lleno de flores y el Castillet: Un pequeño y recogido castillo que se alza junto a una de las avenidas principales. Fue puerta de la ciudad y prisión, alternativamente, y hoy es el símbolo del ayuntamiento de Perpignan.