Londres

Londres, ciudad imprescindible en la lista de viaje. Te quedarás enganchado a ella. Bañada por el Támesis, Vigilada por el London Eye. Custodiada por el Big Ben y sus Palacios.

29 de Julio de 2014 comenzamos viaje, emocionados y expectantes. Sin duda la mejor opción para visitar una ciudad que tiene tanto que ver fue comprar la tarjeta London Pass.

Hablamos de una ciudad cara y con muchísimo turismo, lo que implica hacer largas colas para entrar a todo y las entradas no son precisamente baratas. Y no hablemos del transporte... carísimo.

Esta tarjeta la sacamos por internet antes de viajar. Puedes elegir de cuántos días la quieres según el tiempo que vayas a estar. La nuestra fue de tres días y con ella te ahorras hacer largas colas para entrar, incluye la entrada a casi todo además del transporte (metro y los famosos buses rojos de dos pisos). Si haces cuentas te aseguro que saldrá menos caro que pagando allí cada cosa por separado.

https://www.londonpass.es

Nos alojamos en el Hotel Huttons, muy cerca de la Estación Central de Victoria y con el bus que te lleva hasta Camden en la misma puerta. Un hotel sin lujos pero acogedor y más que suficiente para dormir. (53-57 Belgrave Rd, Pimlico, London SW1V 2BB, Reino Unido) En esta misma calle hay muchos hoteles del mismo estilo.

Lo primero fue ir a recoger nuestra London Pass muy cerca de Leicester Square. Allí te entregan la tarjeta, una guía y te explican todo.

A partir de aquí hay que organizarse bien y prepararse para andar porque hay mucho que ver. Tuvimos la gran suerte de disfrutar de un Sol estupendo todo el viaje y sin ese calor agobiante que en otras zonas te destroza.

El famoso Palacio de Westminster con su Big Ben, símbolo de la ciudad en lo alto que nos encontramos nada más salir del metro, imponente y grandioso. En realidad es una enorme campana de 14 toneladas que se encuentra dentro de la torre. El reloj con 7 metros de diámetro en cada una de sus caras, es uno de los relojes más fiables que existe.

El Palacio, de estilo neo gótico y declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1987, alberga la Cámara de los Lores y los Comunes, que son las dos instituciones que forman parte del Parlamento Británico; por esta razón este edificio suele ser mencionado como The Parliament. El edificio destaca por su impresionante y diferente arquitectura con sus techos en punta llenos de ribetes y su característico color. Se ubica a orillas del Támesis y lo rodean varios jardines, el de la Torre Victoria, Victoria Tower Gardens es el que está habierto al público.

El palacio de Westminster se construyó en el siglo XI, en la época de Edward el Confesor, como residencia real, aunque desde el siglo XVI ningún monarca ha vivido en él. Pasó en 1512 a alojar el primer Parlamento, pero en 1834 un devastador incendio asoló todo el edificio. Sólo quedaron en pie la Torre de las Joyas, la Cripta, el Salón Westminster y el Claustro de San Esteban. El palacio se halla dividido en dos partes, la Casa de los Comunes y la Casa de los Lores. Cada una posee su propio color, el verde es para los Comunes y el rojo para los Lores, de tal forma que estos colores predominan en las alfombras, tapicerías o en las paredes de cada una de las zonas.

Del palacio original se conserva la que es la sala más antigua del Parlamento, Westminster Hall, un gran salón creado en el año 1097 que ha sido testigo desde entonces de actos tan importantes como algunos juicios de Estado, los discursos ceremoniales de la corona y numerosos banquetes de Estado.

Abadía de Westminster

El templo más famoso y antiguo de Londres. La historia de la 'Westminster Abbey' comienza hace más de mil años, en el 1045. El que en aquel momento era rey de Inglaterra, conocido como Eduardo el Confesor, inició la construcción de la abadía en estilo románico en el lugar que en el siglo VIII ocupo un monasterio benedictino. La construcción de la Abadía de Westminster original duró 20 años y a finales de diciembre de 1065 se alzaba en todo su esplendor en el centro de Londres. Sin embargo, la fiesta de apertura de la iglesia se celebro sin su reina quien poco después sería el primer monarca británico en ser enterrado en el templo. Años después, bajo el mandato del rey Enrique III el Negro, la Abadía sería modificada para pasar de su originario estilo románico a un gótico temprano cargado de símbolos religiosos.

Es una de las iglesias más históricas del mundo con la categoría de Patrimonio de la Humanidad (Unesco). En ella se han realizado algunos de los eventos más importantes en la historia de Inglaterra como entierros de monarcas, bodas reales, y la coronación de los reyes y reinas desde el año 1066.

Además de su impresionante arquitectura gótica, su interior alberga las tumbas y monumentos de muchos reyes y reinas de la larga historia de Inglaterra. También algunos de los personajes más destacados en la historia de este país, como Sir Isaac Newton, Charles Darwin, Charles Dickens...

Aquí también descansó durante años la llamada 'Piedra de Stone', Piedra del Destino o Piedra de la Coronación. Un bloque de piedra arenisca que se usaba como trono en las ceremonias de coronación de los reyes escoceses en la Edad Media. En el siglo XIII la Piedra fue robada por el rey Eduardo I de Inglaterra y llevada a la Abadía de Westminster en Londres con la intención de usarla en las próximas coronaciones. La leyenda cuenta que la Piedra del Destino es la misma en la que Jacob apoyó la cabeza en el pasaje del Génesis en el que soñaba con la Escalera de Jacob que permitía a los ángeles subir y bajar del cielo. Tras una larga lucha diplomática, en 1996 el Gobierno Británico devolvió la Piedra a Escocia, con la condición de volver a traerla a Londres para su uso en futuras coronaciones. Hoy en día puede visitarse en Castillo de Edimburgo.

Lady Chapel: Una de las capillas más impresionantes de la abadía.

El rincón de los poetas: La Abadía tiene un rincón conocido como Poets' Corner (la esquina de los poetas) en el que se encuentran casi 200 placas conmemorando a los grandes escritores, poetas, dramaturgos y otras figuras de la vida cultural en la historia de Inglaterra y el Reino Unido. (William Shakespeare, Oscar Wild)

Además la iglesia cuenta de un espacio en recuerdo de los soldados caídos en combate llamado 'Tomb of the Unknown Warrior'. Esta tradición comenzó cuando la madre de la reina Isabel II, Isabel Bowes-Lyon, depositó en el año 1923 su ramo de novia sobre la tumba en recuerdo a su hermano Fergus fallecido en 1915, el ramo de boda de Kate también fue depositado sobre esta tumba.

Trono de San Eduardo: El trono de coronación medieval, del siglo XI, es el mismo en el que se sientan los soberanos para ser coronados por el Arzobispo de Canterbury. La última monarca en ser coronada en este trono de madera fue la reina Isabel Segunda en el año 1953, primera coronación televisada de la historia del país. Esta silla creada originariamente para el Rey Eduardo I en el año 1297 se caracteriza por sus robustas patas en forma de cuatro leones, algo muy poco común en el año de su construcción.

Claustros: Los preciosos claustros construidos entre los siglos XIII y XIV unen la iglesia de la abadía con el resto de las dependencias.

Sala Capitular: De estructura octogonal, aún conserva los suelos de mosaico del siglo XIII.

Collage Garden: Con más de 900 años de antigüedad, es el parque más antiguo de Inglaterra.

Torre de Londres

Patrimonio de la UNESCO desde el año 1988, su pasado que se remonta más de 1000 años en el tiempo. Esta fortaleza abarca cerca de 7 hectáreas en el paseo del lado norte del Támesis. La Torre de Londres data del siglo XI cuando Guillermo el Conquistador construyó la primera versión del castillo con la intención de proteger Londres y consolidar así su poder. Poco después, se construiría la Torre Blanca, elemento central del complejo que se amplió varias veces a lo largo de la historia. La Torre que podemos visitar hoy en día es básicamente la misma del siglo XIII, cuando se creo la distribución actual.

Ha sido residencia real, arsenal, fortaleza y prisión. Durante la guerra de los 100 años se acumularon en la torre armas llegadas de todo Inglaterra para enviarlas a continuación a las tropas. 

El lugar fue utilizado como cárcel desde el año 1101, cuando se encarcelo al primer reo en la torre, hasta el año 1941 cuando fue encerrado aquí uno de los ayudantes de Hitler, Rudolf Hess.

Durante más de 900 años fue Símbolo del Terror ya que en ella se encerraba a todos los que ofendían al monarca y eran torturados hasta su ejecución. Ana Bolena fue uno de los personajes más destacados que pasó por allí... y su fantasma, dicen, continúa vagando por sus pasillos con la cabeza bajo el brazo, después de ser mandada ejecutar por su marido Enrique VIII.

Se pueden ver las Joyas de la Corona, La Torre Blanca, Los Cuervos cuya leyenda cuenta que si desaparecen se desplomaría la torre y con ella el reino. El Palacio Medieval, La Capilla Realbde San Pedro y Vincula...

Torre de Londres
Torre de Londres

Palacio de Buckingham: Residencia oficial de la familia Real Británica. Si te interesa puedes ver el cambio de guardia y aguantar las aglomeraciones de gente que esperan. Curioso pero no precisamente interesante.

En sus orígenes era una pequeña mansión. Su historia se remonta a principios del siglo XVIII, cuando el rey Jorge III compró en 1761 una casa para su mujer, la reina Charlotte, para disfrutar de un hogar más familiar que el del cercano palacio de St James, desde donde se realizaban muchos de los cometidos monárquicos. En 1826, su hijo el rey, Jorge IV, encargó a su arquitecto, John Nash, remodelar la casa y convertirla en palacio. Once años después,  la reina Victoria abandonó Windsor y se instaló en el nuevo palacio.

Victoria fue la primera monarca en habitar el Palacio, por lo que en su honor se instaló la estatua que hoy en día se encuentra en frente del edificio. Actualmente en el palacio reside la reina Isabel II con su esposo el príncipe Felipe de Edimburgo. El palacio permaneció cerrado al público hasta 1993, cuando la reina Isabel II decidó abrirlo para recaudar dinero y restaurar el Castillo de Windsor que sufrió graves daños durante un incendio.

Catedral de San Pablo: La segunda más grande del mundo con 110 metros. Su cúpula está compuesta por tres galerías circulares y a distintos niveles están las Galerías de los susurros, de piedra, dorada, además de la cripta. 

Tower Bridge

Uno de los símbolos de la ciudad, este puente levadizo de estilo Victoriano, cruza el Río Támesis. Me encanta este puente!. Con más de 120 años de antigüedad es uno de los iconos de la ciudad. Tardaron 8 años en construirlo.

Se puede visitar la sala de máquinas, los salones privados y buenas fotos de Londres desde las pasarelas resguardadas con vidrios especiales. Dentro también puedes ver una exposición sobre cómo funciona el sistema de elevación.

Tower Bridge
Tower Bridge

London Eye

Inaugurado en el 2000 es una enorme noria de 135 metros. Conocida como Millennium Wheel (Rueda del Milenio), tardaron siete años en construir esta obra de ingeniería. La impresionante estructura tiene 32 cabinas de cristal, cada una de 10 toneladas de peso y capacidad para 25 personas. (Esta es de las pocas entradas que no incluye el London Pass).
 

London Eye
London Eye

Picadilly Circus

Plaza y punto de encuentro para los londinenses por su privilegada situación. Rodeada de carteles luminosos, tiendas, cines, teatros... la fuente de Eros destaca en el centro. 

La famosa tienda de M&M's merece una visita.

Trafalgar Square

Creada para conmemorar la victoria de la armada británica frente a la española y francesa en la batalla de Trafalgar. En ella tenemos la Columna de Nelson de 50 metros, La National Gallery y varias estatuas.

Trafalgar Square
Trafalgar Square

Hyde Park 

El parque más grande del centro de Londres con más de 140 hectáreas. Tiene zonas donde puedes alquilar tumbonas o también una barca y remar en el lago central llamado Serpentine. Durante el verano se celebran muchos conciertos y en la esquina noreste se encuentra Speakers' Corner, un curioso lugar en el que los domingos por la mañana se reúnen grupos de personas para hacer discursos sobre diferentes temas, tanto religiosos como políticos. 

Camden Town

Es uno de los mercadillos más famosos del mundo. Único no solo por sus cientos de tiendas, puestos de ropa, comida... también por sus originales fachadas con un montón de figuras en relieve. Es un sitio único. 

Una vez dentro llegarás hasta Camden Lock, por donde pasa Regent´s Canal. El Stables Market, un mercadillo localizado en unas antiguas caballerizas, todo conectado por pasillos. En el Stables Market de Camden está la estatua de Amy Winehouse. Muchos puestos de comida para llevar que podrás comer en uno de los bancos del mercado. Como mínimo te perderás medio día en este gran mercado.


Camden Town
Camden Town

Además de este podrás ver muchos más mercadillos interesantes repartidos por la ciudad como Jubilee Market, Apple Market... Irás descubriendo museos, tiendas frikis y sitios curiosos como la Casa Museo Sherlock y la famosa puerta de su casa en Baker Street. La Tienda de Los Beatles, y por supuesto las famosas Cabinas Rojas y los Rojos Autobuses de dos pisos.

Las famosas señales en las calles para recordarte dónde tienes que mirar antes de cruzar (eso de que circulen al revés te puede dar un susto), igual que los avisos en los andenes del metro.

Un conjunto de cosas y sensaciones que hacen de Londres una ciudad única, para volver y seguir disfrutando y descubriendo sin parar.

Londres
Londres

Fotogalería

Sígueme en Facebook
Sígueme en Instagram!