Vianden

Vianden es un precioso pueblo situado a unos 50 Km de Luxemburgo, cerca de la frontera Alemana. Tanto el pueblo como su impresionante Castillo tienen un encanto y belleza que merece la pena ver. 

El castillo fue construido sobre una vieja fortaleza romana, y fue la residencia de los duques de Vianden hasta que estos se mudaron hacia los países bajos. Un incendio y un terremoto lo dejó casi en la absoluta ruina, y así permaneció durante muchos años, hasta que fue vendido a un mercader en 1820 que lo dejó aún peor.

En 1977 el duque Jean cedió el castillo al estado, quien se encargó de restaurarlo dejando la fortaleza en el perfecto estado que la vemos hoy, siendo uno de los más bonitos de Europa.

Una vez en el pueblo lo recorres bajando por una calle empedrada que atraviesa el bonito pueblo. Hay varias tiendas, restaurantes, terrazas donde tomar algo. La manera más cómoda y bonita de llegar al Castillo es coger el Telesilla, pasado el puente de piedra sobre el río Our en la Rue Du Sanatorium. Sube a 440 metros y las vistas son fantásticas. Lo mejor es coger sólo el trayecto de ida. Nosotros cogimos ida y vuelta y la vuelta al final la hicimos bajando por un bonito sendero entre el bosque que te lleva a la entrada del Castillo.

La visita al Castillo por dentro no defrauda, pasando por varias salas como La Bizantina, La de Los Cabaleros, La Capilla... Incluso vimos una sala en la que se estaban preparando para dar un concierto.

Castillo de Vianden
Castillo de Vianden

La siguiente parada fue El Castillo de Brandenburgo. Totalmente diferente al anterior, este es un castillo en ruinas y de entrada libre. Caminando por una senda entre el bosque llegas a la entrada en lo alto de una colina a unos 70 metros sobre el pueblo por encima del pueblo de Brandenbourg en el noreste de Luxemburgo,  a pesar de su estado, es fantástico verlo y entrar por las ruinas que hay dentro.

Tiene una historia que se remonta a los siglos IX y X cuando se construyó un fuerte de madera. En el siglo XIII solía tener cuatro plantas, de las cuales sólo tres permanecen. En 1668, los franceses atacaron el castillo, que posteriormente cayó cada vez más en la ruina. Ahora es propiedad del Estado luxemburgués.

El Castillo de Brandenburgo
El Castillo de Brandenburgo

Y como no, allá donde vamos, siempre hacemos amigos...

Sígueme en Facebook
Sígueme en Instagram!